Economía

Formas de iluminar tu casa

Los avances más innovadores en cuanto a iluminación han llegado por fin a tu hogar. Desde hace algunos años se ha implantado el uso de bombillas LED y de bajo consumo; esto se debe a que se ha conseguido fabricar un tipo de iluminación con el 100% de las ventajas de una bombilla convencional, pero con un consumo realmente reducido.

Bombillas de LED y de bajo consumo

Ambas opciones son buenas para iluminar cualquier estancia, ya que cualquiera de las dos nos supondrá un significativo ahorro en nuestras facturas. Sin embargo existen algunas diferencias entre estos dos tipos de iluminación.

Las lámparas o campanas de iluminación LED suponen un ahorro de hasta el 80% en comparación con las bombillas tradicionales. Además, siempre funcionan al completo de su capacidad, no emiten calor mientras iluminan y son totalmente respetuosas con el medio ambiente.

Las bombillas de bajo consumo son también una buena opción para ahorrar unos euros. Consumen menos, duran más y su precio de venta no es excesivamente caro. No obstante, se diferencian de la iluminación LED en que están fabricadas con algunos componentes dañinos para el medio ambiente.

Además, otro punto a favor de los LED es que las bombillas de bajo consumo tardan un tiempo en estar funcionando al 100%. También es cierto que el precio de los LED es un poco más alto que el de las bombillas de bajo consumo.

Sea como sea, el ahorro que conseguimos con estos dos tipos de bombillas será muchísimo mayor que si seguimos utilizando las bombillas convencionales.

Tipos de lámparas LED y de bajo consumo

En cuanto a los tipos de LED que podemos adquirir para iluminar nuestras estancias, encontramos desde las típicas bombillas, necesarias en cualquier lugar, hasta lámparas de colores e intensidades.

También es posible comprar farolas y focos LED, así como tubos, plafones y proyectores LED. Uno de los tipos de LED más utilizados son las ya conocidas tiras de LED; regletas de LED que suelen venir acompañadas de una tira adhesiva que nos permite acoplarlas en cualquier lugar. Como siempre, al ser LED reducen el consumo proyectando la misma intensidad de luz.

La iluminación de bajo consumo, por su parte, posee un número más limitado de variantes, sin embargo, podemos escoger entre varios tipos diferentes de estilos. Las luces de bajo consumo lineales, las más comunes en oficinas y despachos; las luces globo, una buena opción para iluminar grandes espacios.

También existen las luces de bajo consumo con aspecto de bombillas tradicionales, todo un acierto si lo que queremos es sustituir nuestras antiguas bombillas por otras nuevas. Otros tipos pueden ser las luces de bajo consumo en espiral o las reflectoras

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply